La letra…¿con sangre entra?

¿Quién no ha escuchado esta frase alguna vez? Sí que es cierto que hay que esforzarse y estudiar para aprender pero, sinceramente, hay otras formas mucho más divertidas para conseguir este fin. En este capítulo os cuento las actividades que llevo a cabo en mi aula para trabajar la gramática, la ortografía y la sintáxis de una forma más lúdica. Porque para aprender de verdad no hace falta memorizar sino vivir nuestro aprendizaje.

Dejar un comentario

Una idea sobre “La letra…¿con sangre entra?”