Conspiranoia, o no

En este capítulo 114 de “Un paseo por Shanghái” divago sobre el equilibrio entre seguridad y privacidad tras ver que ahora en el aeropuerto se pide una copia de todas tus huellas dactilares.


Si quieres colaborar con el podcast, dona un par de euros, yuanes, yenes o lo que encuentres por las rendijas del sofá, mediante paypal.me/marcmilian. Los bocadillos de jamón en China valen su peso en oro, casi literalmente, y ya sabéis que sin jamón un español no puede vivir :-]

 

 

Dejar un comentario