Cómo odiamos a los químicos

No sólo de biología vive una bioquímica… ¡Ay, la química y los químicos! Existen muchos compuestos químicos con muy mala fama y, pese a ello, parece que las autoridades siguen permitiendo su uso. ¿Son tan malos estos compuestos? ¿Qué se permite? ¿Vamos a morir?

Hoy podréis descubrir para qué sirven y cuales son las dudas que rondan tres químicos famosos: el bisfenol A, el aspartamo y los parabenos. Y ya que los dos últimos se consideran aditivos, también vamos a hacer un breve repaso para saber qué quieren decir todas esas E en las etiquetas que nunca entendemos.

Como todo tiene sus fuentes, aquí tenéis unos cuantos enlaces:

Dejar un comentario

7 ideas sobre “Cómo odiamos a los químicos”